Publicado el Deja un comentario

La moda del shampoo de ph neutro

La moda del shampoo de ph neutro

La mejor opción para lavar nuestros vehículos es un shampoo de PH neutro, pero ¿por qué razón?

En la actualidad se habla mucho de shampoos de ph neutro, más que por moda o novedad, este tipo de limpiador ha venido tomando fuerza a medida que la tecnología del cuidado y mantenimiento vehícular ha avanzado, y se comenzó a hablar y tratar los revestimientos o protecciones que se añaden y aplican para cuidar y mantener la imagen y apariencia de cualquier carro o motocicleta. Entonces, ¿Qué es el shampoo neutro y por qué es tan recomendado hoy?

Todo parte de recomendaciones y según como las entendemos y digerimos, tomamos decisiones frente a seguirlas o pasarlas por alto, como cualquier otra sugerencia, la de usar un shampoo de ph neutro para lavar nuestro auto o nuestra moto, es una decisión que además de ser por preferencia, depende mucho de las circunstancias o contexto en el que nos encontramos, con esto nos referimos a que usarlo va a depender de la necesidad presente en nuestro vehículo.

Por ejemplo, si nuestro auto tiene sobre sí un revestimiento cerámico o PPF, siempre debe tratarse y lavarse con un shampoo indicado y especial para no maltratar estas capas protectoras, en este caso un shampoo de ph neutro (cuyo ph se entiende debe ser de 7), ya que uno con ph menor o mayor, puede afectar considerablemente estos recubrimientos, quitándoles valor y efectividad a su objetivo de cuidar las partes del automotor.

Por otro lado, a pesar de que este tipo de shampoos no son tan agresivos, en ocasiones se requiere usar uno que permite eliminar ciertas capas de suciedad o grasa que se encuentran adheridas a las partes del vehículo, en este caso es necesario usar un limpiador alcalino, o sea con un ph mayor a 7, que ejercen un gran poder de limpieza sin maltratar tanto como lo haría un shampoo acido (con un ph menor a 7), que por lo general queman las superficies si no se usa correctamente. 

La recomendación realmente, es que uses los productos más adecuados para tu vehículo, que cuiden y protejan cada una de sus partes, que sean de tu agrado y satisfacción frente a los resultados que te brindan. 

Recuerda que lo barato sale caro, investiga un poco antes de usar algún producto nuevo, ten en cuenta su procedencia, los componentes y fechas de caducidad, también puedes apoyarte en comentarios y experiencias de otros usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.